sexta-feira, 15 de agosto de 2014

Cavaco histórico

Deu no El País online
Por Xavier Theros 13-08-2014

Trotsky en el Eixample
(La Gran Guerra en Barcelona)
Janela do edifício à rua Balmes 88 
detalhe)
Consuelo Bautista / El País
“ (...) Trotsky permaneció cinco días en la capital catalana, a la que define como una “Niza en un infierno de fábricas. Humo y llamaradas, por un lado. Muchas flores y fruta, por otro”. Poco cuenta de su estancia en la ciudad, apenas que estuvo con sus hijos paseando junto al mar. Años más tarde, La Vanguardia publicó un artículo de la bibliotecaria María Serrallach en el que aseguraba haber estudiado con la hija de Trotsky en el Colegio Alemán. Contaba que la familia de su amiga se hallaba instalada en el entresuelo del número 88 de la calle de Balmes, encima del gimnasio Hércules y de la imprenta de Antonio Gost donde se editaba la revista cristiana El amigo de la juventud. Serrallach describía al padre de su compañera de aula como un señor siempre de viaje, con unos lentes gruesos, una barbilla oriental “y unos ojos penetrantes que me daban cierto miedo”. Contaba que a finales de 1916 se mudaron todos a Estados Unidos y que les dejaron al cuidado de sus plantas. Sólo tiempo después supo por boca de herr Barnert —uno de los profesores de la escuela— que el padre de aquella antigua alumna era el famoso revolucionario ruso. (Continua)


Leia a matéria completa clicando em


2014-08-15



Nenhum comentário:

Postar um comentário