segunda-feira, 27 de abril de 2015

Na democracia capitalista do Prof. Merval LXXVII

Deu no El País
Por José Manuel Abad Liñán

Japón retoma la carrera de los ‘supertrenes’ con un ‘maglev’ que supera los 600 km/h
(..) La tecnología del Shinkansen se ha exportado a Taiwán, China, incluso al Eurotúnel, pero con el ‘maglev’ y la competencia de los alemanes el país parece dañado en su orgullo. Las compañías Siemens y ThyssenKrupp consiguieron el contrato de la única línea de este tipo —aunque basada en otra tecnología— que ya está en uso comercial para unir los 34 kilómetros que separan el aeropuerto de Shanghái de uno de los extremos de su red de metro. 
El país [Japão] compite por vender su ingenio fuera. Sobre todo, a Estados Unidos, que recupera su tiempo perdido construyendo una red de la alta velocidad a la que España también quiere hincar el diente.
El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha ofrecido a los estadounidenses ahorrarse los costes de licencia con tal de que escojan a empresas de su país para unir por alta velocidad, convencional o maglev, Washington y Baltimore, a 60 kilómetros de distancia, y más adelante para llegar a Boston. (Destaques do blogueiro) (Continua)

  

A matéria do jornal espanhol El País corrobora, sem margem para dúvida, o ensinamento do Professor Merval segundo o qual o Brasil e - devo inferir - por extensão os Estados Unidos, a Espanha e o Japão são democracias capitalistas que ainda não praticam o "capitalismo de Estado" como o chinês. 

Contudo, ainda estou tentando diferenciar corretamente a prática criminosa de se exigir propina para que este ou aquele cartel seja escolhido, pelos executivos de uma estatal, como executor de uma grande refinaria no país, dita "corrupção", e o serviço prestado por chefes de Estado a tais e quais carteis e monopólios privados para que sejam escolhidos - sabe Deus como - executores de grandes projetos de infraestrutura e fornecedores de tecnologia em outros países, dito "promoção do interesse nacional"!


2015-04-27